Delegados Técnicos: La experiencia del Mundial de esquí alpino de St. Moritz


En este artículo intentaremos explicar las diferentes tareas a realizar por los miembros del Jurado en un Campeonato del Mundo de esquí alpino. Nuestro compañero y Delegado Técnico FIS Juli Selma ha estado allí formando parte del Jurado en las pruebas masculinas y nos transmite su experiencia.

El Jurado, a diferencia de las pruebas FIS convencionales, se compone de 6 personas en las pruebas de velocidad y 5 personas en las pruebas técnicas. El Juez de salida y el Juez de llegada forman parte del Jurado.

Preparación de la pista: Los días previos a las primeras carreras son jornadas de mucho trabajo en la preparación de la pista, por lo que dedicamos horas con las máquinas pisanieve para dar la forma correcta a los 6 saltos del descenso. El derrapaje es primordial y necesario cada día sobre la pista de velocidad y también es muy importante cerrar las zonas más delicadas con redes C durante el reconocimiento de los corredores. Para las pruebas técnicas, el trabajo de inyección con agua se hace indispensable con el objetivo de ofrecer una pista en condiciones muy similares para todos los participantes: es un trabajo que requiere esfuerzo y paciencia porque hay que estar seguro de que el agua penetra hasta el espesor necesario.

Seguridad: El trabajo con las redes B es constante antes y después de trazar cada una de las pruebas. Debemos complementarlo con protecciones del tipo Air Fence para proteger las cámaras de TV o algún objeto pesado, como pueden ser árboles o pilonas. Una vez hecho esto, también debemos preocuparnos de cerrar todos los posibles accesos durante todo el recorrido. 2 zonas también muy importantes son la salida y la llegada: debemos señalizar claramente el área restringida donde solo los medios de comunicación autorizados podrán entrar y grabar. También hay que separar las zonas para skimans y, finalmente, el área más próxima al portillón para los corredores que están a punto de tomar la salida.

Control de material: El Juez de Salida controla algunas partes del material: transponders bien situados en la bota, mono de competición y casco homologado, frenos en los esquís. También supervisa que la longitud y el radio marcados en el esquí sean los correctos. A la llegada, la FIS coloca personal con el material homologado para controlar espesor en la suela de las botas y en la suma de esquí + placa + fijación.

Cronometraje: En los grandes acontecimientos actualmente se encarga Swiss Timing- Longines. Ellos montan el doblaje electrónico y el crono manual.

Empieza la carrera: El Jurado se distribuye en las distintas posiciones a lo largo de la pista. Para el descenso de hombres en St. Moritz utilizamos 10 posiciones para cubrir todo el recorrido. Los chequeos de posición por la radio son constantes. Es muy importante dar instrucciones cortas cuando se habla para no colapsar el canal y tener meetings con todos los que tienen radio del Jurado, para tener muy claro el protocolo cada vez que se canta Start Stop o cualquier situación parecida.

Después de la carrera: El Delegado técnico recoge las cartulinas del Jefe de Controles y visiona las posibles dudas a través del video Control. Una vez vistos los descalificados y pasado el tiempo de reclamaciones, se elabora el resultado oficial y el D.T. valida la carrera con su raport y da por bueno el raport de cronometraje. Seguidamente se realiza el reparto de premios en pista, (por la tarde se celebra la ceremonia oficial) y el Jurado se reúne para preparar el Programa de la carrera del día siguiente. A media tarde se realiza la reunión de Jefes de Equipo… y así un día tras otro durante 15 días. Una experiencia formidable para todos los que amen nuestro deporte.

Artículo de Juli Selma, Delegado Técnico de la FIS.